• Camino Francés

Distancia

730 Km

Dificultad

Nivel 3

Etapas a Pie

35

Etapas en Bici

13

Recomendado Para

Familias

– Camino Francés –

Entre todas las diferentes rutas del Camino de Santiago, el Camino Francés es el que tiene mayor tradición y el más conocido internacionalmente. Es una ruta de más o menos 730 km, que puedes recorrer a pie en alrededor de un mes. En España y Francia, el Camino Francés ha sido nombrado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad y se dice que se sabe a dónde llega, pero no desde donde parte, ya que puede ser considerada la vía principal de los caminos de Europa.

Cómo hacer el Camino Francés

  • La ruta comienza en los Pirineos y procede a lo largo de dos variantes que, como en la antigüedad corresponden a dos puntos de entrada diferentes: Roncesvalles (Navarra) y Somport (Aragón).

  • Los caminos se unen en la localidad de Puente la Reina, donde el Camino Francés mantiene una única ruta a través de Santo Domingo de la Calzada, Burgos, Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, León, Astorga, Ponferrada y Villafranca del Bierzo, entrando finalmente en Galicia.

  • El tramo de Galicia continúa encontrando pueblos y pequeñas villas, muchos de los cuales están mencionados en el «Liber Sancti Jacobi» o «Codex Callixtinus», para llegar a Sarria la ciudad más importante de esta parte del camino que marca, de hecho, los últimos 100 km de la Ruta.

  • Las peregrinaciones en la Edad Media se realizaban por razones religiosas; estos peregrinos renunciaban a la comodidad de sus hogares y emprendían lo que para ellos podría ser un viaje peligroso, dado que numerosas veces sufrían robos, palizas e incluso la muerte. Los peregrinos modernos tienen muchas menos preocupaciones, el Camino Francés es extremadamente seguro y está muy bien señalizado. Las motivaciones modernas son bastante menos acerca de la religión y mucho más acerca de la paz, encontrar un sentido a la vida, un tiempo para pensar, y para algunos, también un desafío.

Historia del Camino Francés

El Camino Francés es la ruta de mayor tradición y reconocimiento internacional. Su recorrido por el norte de la Península Ibérica se definió al final del siglo XI, gracias al trabajo de construcción y promoción de monarcas como Sancho III el Mayor y Sancho Ramírez de Navarra y Aragón, así como Alfonso VI y sus sucesores. Las principales rutas de este viaje por Francia y España fueron descritas con precisión alrededor de 1135 en el Codex Calixtinus, un libro fundamental sobre el apóstol de Santiago.

Este trabajo explicaba las rutas, nombraba las ciudades a lo largo del camino y describía las montañas y los ríos. El Camino Francés adquiere un diseño preciso en Francia a través de las cuatro rutas principales descritos en el Codex Calixtinus. Tres de estas rutas (las París-Tours, Vézelay-Limoges y Le Puy-Conques) entraban a España por Roncesvalles, en Navarra, mientras que la cuarta (Arles-Toulouse) entraba por el puerto de Somport y continuaba hacia Jaca, en las tierras de Aragón. El Codex fue una de las primeras guías de viaje, aunque ciertamente, no como las conocemos hoy en día.

Qué Ver o Visitar en el Camino Francés

Importantes ciudades cargadas de de historia y arte (Pamplona, Logroño, Burgos, León) se alternan con poblaciones más pequeñas, muchas de ellas nacidas a la sombra del Camino, ricas en tradiciones y lugares de acogida para los peregrinos.

Lo mejor del románico y el gótico de España se encuentra a lo largo de esta ruta y la mejor literatura épica encuentra aquí su escenario.

Desde Roncesvalles, a lo largo de toda Navarra, te encontrarás con Zubiri, con su histórico puente poblado de libélulas azules; Zabaldika con la encantadora Iglesia de San Esteban, una pausa de paz en el camino hacia la primera gran ciudad, Pamplona, famosa por sus corridas de toros. Luego recorrerás las regiones de Rioja, País Vasco, Castilla y León y Galicia, pasando por espléndidas montañas y ciudades como Burgos, León y Astorga, donde hay catedrales góticas y centros históricos que merecen al menos un día de visita.

Gastronomía en el Camino Francés

El Camino Francés atraviesa tres regiones españolas: el País Vasco, Castilla y León y Galicia; cada una de ellas espera a los peregrinos con su distintiva y excelente gastronomía y vinos.

El País Vasco siempre ha sido un área de considerable riqueza y diversidad culinaria, fuertemente ligada a la gastronomía tradicional: los vascos siempre han disfrutado de la buena comida. Entre sus muchos platos típicos, el bacalao del Golfo de Vizcaya, que se prepara de muchas diferentes maneras, acompañado con salsas tales como «pil pil», «vizcaína», salsa verde o «ajoarriero». También «tapas» en las que los vascos saben combinar de una manera creativa y deliciosa los sabores de su tierra.

Castilla y León es la más extensa comunidad española, conocida gastronómicamente como la «parrilla de España«, entre sus platos más famosos se encuentran los asados de cerdo y de cordero. Pero también sublimes «tortillas de patatas«, enriquecidas con «jamón», verduras y hierbas aromáticas de la zona. En León, la gastronomía alcanza niveles de culto. Increíbles platos son la «sopa de lentejas«, con o sin carne; el cordero, liebre, conejo o cerdo, acompañados de «migas», viejas migas de pan, fritas y sazonadas con ajo y tocino. Incluso los postres son muy especiales y aún se preparan siguiendo las antiguas recetas de monasterios y conventos.

Finalmente se llega a Galicia y la escena cambia por completo: campos verdes, colmados de árboles y arroyos, atravesados por caminos de tierra bordeados por pequeños muros de piedra. También cambia la cocina, gracias a la gran calidad y variedad de productos locales, que son la base de las comidas. Los productos del campo, de rebaños criados libremente en los pastos verdes y en especial los de la pesca, se distinguen sin duda por su calidad.

Pescado, mariscos, pimientos de padrón, «pinchos» y «tapas», que a menudo se sirven gratuitamente, para acompañar la deliciosa cerveza local Estrella de Galicia, o el precioso Albariño, el vino blanco afrutado, sello distintivo de los sabores de Galicia. El «pulpo gallego» es quizás el plato más típico de Santiago de Compostela, pero en las cercanías de Melide alcanza niveles de calidad excepcional! Otros productos en que Galicia es particularmente generosa, son los pescados y mariscos: mejillones, almejas, navajas, berberechos, ostras, cangrejos, centollos, y, sobre todo, las vieiras, que se han convertido en el símbolo del camino de Santiago y los típicos «percebes» que se sirven siempre fresquísimos. Para finalizar, no se puede abandonar Santiago sin probar la excelente «Tarta de Santiago«, un pastel con una antigua historia, hecho con almendras, y decorado tradicionalmente con la cruz de Santiago.

Conocé nuestras rutas en el Camino Francés

De Roncesvalles a Logroño, de Logroño a Burgos, de Santiago de Burgos a León, de León a O Cebreiro y finalmente a Santiago de Compostela, puedes elegir entre muchas de las opciones que ofrecemos para realizar el Camino Francés: a pie, en bicicleta o mountain bike, de uno o más días de duración, sólo o en un grupo; en CaminoDeSantiago.mx ya pensamos en todos los detalles. Desde el alojamiento, hasta el traslado de tu equipaje y el apoyo constante durante todo el Camino, con itinerarios, cuadernos de viaje, guías expertos en el Camino y mucho más.

Formulario de Reserva para hacer el Camino Francés

Te ayudamos con la organización de tu viaje para hacer la Ruta del Camino Francés

6 + 2 = ?

This contact form is deactivated because you refused to accept Google reCaptcha service which is necessary to validate any messages sent by the form.